Apostamos que alguna vez has pedido alguna de estas recetas!

Cada vez es más frecuente ver por las calles repartidores de comida en bicicleta o en motillo. Son omnipresentes. Raro es el día en el que no te cruzas con alguno. Y con razón. El reparto de comidas a domicilio se ha disparado en los últimos meses.

Ya sea por los confinamientos intermitentes, los cambios de horario con los toques de queda o simplemente porque nos hemos acomodado y nos falta motivación a la hora de preparar la comida, cada vez más pedimos más comida a domicilio. La comida take away se ha impuesto en nuestra vida cotidiana. Para disfrutar de una comida de nuestro restaurante favorito nos bastará unos cuantos clics en el móvil y no tendremos ni que levantarnos del sofá.

El problema: el presupuesto. Y sí, porque al pedir día tras día, el dinero de nuestra tarjeta disminuye a pasos agigantados... Una pena, porque realmente nos habría apetecido pedirnos una hamburguesa con sus patatas deluxe o una pizza del italiano nuevo que abrieron la pasada semana en el barrio.

¿¡Y si nos pusiéramos manos a la obra!? Porque sí, porque te mereces esa comida que tanto te apetece.  Así que vamos a ponernos el  delantal ¡Y manos a la obra! Aquí te dejamos todas las recetas que necesitas ↓