Alternativas al pan rallado para los empanados más crujientesCierto, no es de la técnicas de cocina más sanas del mundo pero está entre las más deliciosas. Y es que, cuando hablamos de empanar o empanizar, es casi inevitable pensar en unas crujientes croquetas, en unos flamenquines crocantes, en una estupenda ternera milanesa o en unos nuggets, con su bonita capa dorada por fuera e interior jugoso: irresistible. Empanar es una técnica muy sencilla que consiste en rebozar un alimento con pan rallado; por lo general, antes se pasa por huevo batido y luego se fríe en abundante aceite caliente (el horno es una alternativa más saludable). Resultado: una capa externa de textura crujiente que gusta a mayores y niños.

Se puede empanar casi todo desde champiñones, pescados, carnes, quesos e incluso huevos como los famosos Scotch eggs. Lo más habitual es empanar con pan rallado, pero podemos optar por empanados más originales, y en algunos casos más sanos, como los copos de avena, los copos de maíz o los frutos secos.

Así que si quieres dar un toque crunchy a tus recetas y aportarle un toque diferente, sigue leyendo porque te contamos algunas alternativas.