Ideas recetas para cenas con amigosLa combinación ideal para pasar un rato agradable y relajado para charlar alrededor de una mesa repleta de deliciosos platos que contribuirán a relajar el ambiente es una cena con amigos. El momento perfecto para probar nuevos platos o agasajarles con sus recetas preferidas.

En este tipo de reuniones con amigos, los aperitivos tienen un papel fundamental, ya que ayudan a crear un ambiente distendido. Es el momento de experimentar con sabores como los langostinos con salsa de pistachos o bien recurrir a los clásicos como el tomate aliñado.
Para beber, nada mejor que una soda casera bien fresa.

Tras unos divertidos aperitivos, se puede pasar a un entrante, en el que los productos de temporada jueguen un papel protagonista. Las verduras como la alcachofa en otoño o la berenjena permiten múltiples elaboraciones. Así, las berenjenas a la parmesana resultan deliciosas para la mayor parte de los comensales, incluídos los más caprichosos o incluso para los niños.

Alrededor de una mesa, una cena con amigos es la ocasión perfecta para compartir platos. Por ello, es un tipo de cenas en las que se puede elaborar varios platos principales distintos para poder compartirlos, de manera que cada uno pueda probar diferentes combinaciones. Para los que se decanten por las carnes se pueden elaborar recetas como el lomo mechado de jamón y pasas, mientras que para los que quieran degustar un buen pescado pueden encontrar combinaciones deliciosas en los chipirones rellenos o las albóndigas de merluza al microondas que son originales y rápidas de hacer. A la hora de presentar los platos principales es imprescindible acordarse de tener el pan adecuado en la mesa, pero si se busca sorprender, pueden incluso decantarse por elaborar su propio pan con recetas como el pan relleno de queso.

Para poner el broche de oro a una cena con amigos los postres son el momento perfecto para el toque dulce que invitará a la charla alrededor de una animada mesa. Los más golosos disfrutarán con recetas como las trufas al chocolate y galletas maría o la tarta de leche condensada . Los más tradicionales pueden preferir un crumble de manzana acompañado de una taza de té o café para cerrar una velada perfecta en una mesa rodeada de amigos.