Truco casero: ¿Cómo pelar almendras?

Tostadas, garrapiñadas, en praliné, exprimidas para hacer leche vegetal o laminadas encima de un croissantLas almendras son un pequeño manjar del que mejor no privarse (siempre y cuando no seas alérgico a ellas). Este fruto seco está lleno de propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Cargada de grasas buenas, fortalece los huesos, mejora el sistema cardiovascular, regula el colesterol, es antiinflamatoria, y además mejora nuestra piel, uñas y pelo… Por estas razones, y también porque están riquísimas, conviene incluirlas en nuestra dieta diaria.

Las almendras frescas con su fina piel tardan más en ponerse rancias y además resultan significativamente más baratas que las que ya vienen peladas; Comerlas con piel o sin ella es una cuestión de gustos personales y también del uso culinario que vayamos a darle al fruto. Por ejemplo, si queremos hacer una salsa para unas albóndigas o un choto las almendras con piel son un buen recurso pero si lo que queremos es hacer un postre como un clafoutis de albaricoque y almendra será mandatorio que se la quitemos. Misión que no siempre resulta fácil si no sabes cómo hacerlo.

A continuación, te contamos un truco infalible para pelar almendras frescas de forma rápida y eficaz:

1. Llena un cazo con abundante agua y llévalo a ebullición. Una vez que el agua esté hirviendo, vierte las almendras con piel y escalda unos segundos. Con la ayuda de una espumadera o un colador, retíralas y viértelas directamente a otro bol con agua e hielo. También puedes ponerlo directamente el colador bajo el chorro de agua fría. Esto evitará que se sigan cocinando por el calor residual y cortaremos la cocción radicalmente.

2. Escurre las almendras y las secas posándolas sobre un paño limpio o dejándolas sobre unas hojas de papel absorbente.

3. Por último, peñizca la piel con los dedos las base de la almendra y la piel se desprenderá fácilmente. ¡Listo! ya podemos disfrutar de nuestras almendras peladas.

* Si dispones de tiempo, bastará con que las dejas toda la noche en remojo en agua tibia.


Ahora que tenemos nuestras almendras peladas ¿Qué te parece si hacemos algunas recetas? Pincha sobre la imagen para acceder a la explicación detallada.