El único método que necesitas conocer para recalentar bien tu pizza

¡Ciao Ragazziiii!

Atención porque estás a punto de conocer uno de nuestros secretos mejor guardados! Un truco infalible que nos ha chivado por lo bajini un colega 100% napolitano. Con este secretillo podremos disfrutar, una y otra vez de una pizza buonissima... ¡Al menos de lo que nos ha sobrado!

No pasa con frecuencia, pero a veces ocurre, que son tantas las ganas de disfrutar de una buena pizza que nos pedimos o cocinamos una maxi pizza familiar para uno solo. Llenar antes el ojo que la tripa tiene consecuencias: nos termina sobrando poco más de la mitad. Oye, que, para ser sinceros, tampoco es problema porque nos hará mucha ilusión encontrar ese trozo de margarita esperándonos al día siguiente. Pero no nos engañemos, no es lo mismo, no sabe igual. No se puede comparar una pizza recién sacada del horno con una mal recalentada. Una pizza de masa que se ha quedado tiesa y dura, o demasiado blanda, o con ingredientes resecos, sabores insípidos… Bufff! ¡En Petitchef no podemos dejar que te comas una pizza en esas condiciones!

Para volver a disfrutar del placer de una pizza excelente, vamos a compartir contigo ese consejo infalible de nuestro amigo italiano. Con él podrás recalentar tu pizza de la manera correcta para disfrutar de su sabor hasta el último bocado. Te garantizamos el efecto “recién hecha” al 100% ;-)