Choux: La masa que revolucionará tus postres¿Conoces la masa choux? ¿No? Seguro que sí! Y es que se utiliza en decenas de recetas. Es posible que la hayas probado con los profiteroles, en los eclairs, bocaditos de nata, lionesas… La masa choux es una masa que tras el horneado queda muy aireada, esponjosa y ligera. Una de sus particularidades es que queda hueca por el centro lo que la hace perfecta para rellenar de lo que más nos guste: chantilly, chocolate, crema diplomática, praliné, dulce de leche... Como vemos acepta rellenos de todo tipo (tanto dulces como saladas) y también es la base de muchos postres y pasteles muy populares.

Otras razones por las que nos enamora de esta masa además de su versatilidad:
- Se prepara con ingredientes que todos tenemos por casa: agua, leche, mantequilla, huevos y harina.

- Se puede preparar con antelación y finalizar la preparación en el momento en el que la vayamos a servir. Una vez horneada podemos guardarla en un recipiente hermético y nos aguantará en la nevera al menos cuatro días o la podemos congelar sin problema.

Esta masa será tu gran aliada si tienes alguna reunión con amigos, has de preparar un catering porque es perfecta para celebraciones, eventos o días festivos.

Esta masa no es muy difícil de hacer pero como casi cualquier receta repostera tiene sus truquillos. Dos cosas son muy relevantes en la elaboración: ingredientes pesados con precisión y conocer bien nuestro horno, ya que esta masa necesita un golpe de calor preciso para que se inflen adecuadamente. Ayúdate del vídeo y de la receta escrita para no perderte detalle.



Como decíamos la masa choux va bien tanto con combinaciones saladas como dulces y es la base de muchos postres muy famosos. ¿Un poco de inspiración? Vamos a ello!