Tartar de: carne, pescados y vegetarianos¿Qué os parece, si con estas altas temperaturas, preparamos un plato ligero y lleno de frescor? Si es lo que buscas, un buen tartar casero es la clave! Una receta sin cocción, y uno de los grandes clásicos de la gastronomía muy apropiada para estos días veraniegos.

En un principio, la receta del tartar (también conocido como filete tártaro o steak tartar) se refería únicamente a la elaboración que se hacía con carne de ternera picada y cruda y aderezada con otros ingredientes como la mostaza, la salsa inglesa worcestershire o el jugo del limón. Luego, poco a poco, se le fueron añadiendo otros condimentos, generando infinidad de versiones del mismo plato; De hecho, actualmente, encontramos versiones en los que la carne se reemplaza completamente dando lugar preparaciones a base de pescado, vegetarianas o incluso frutales. Así, el término "tartar" se usa no sólo para hablar de una receta concreta sino de un tipo de preparación .

La ventaja aquí es que no necesitarás muchos utensilios: una tabla de cortar y un cuchillo bien afilado nos bastará para hacer un tartar de categoría.

Eso sí, al ser una receta en el que el pescado o la carne se consumen crudos, tendremos que respectar unas normas de higiene lo más estrictas posibles para evitar riesgos alimenticios; Además, los productos tienen que ser frescos y de primerísima calidad. En el caso de los pescados, para evitar el anisakis se debe congelar al menos durante 48 horas antes de su consumo.

Una vez que tenemos nuestro producto principal cortado finamente, nos quedará condimentarlo con: hierbas aromáticas, especias, aceites... depende de ti crear el aderezo perfecto para un plato de sobresaliente!