Degustando el territorio espanolEn los últimos años la gastronomía española se ha extendido a nivel mundial, convirtiéndose en una de las más valoradas. Esto se debe a que nuestra cocina ha ido introduciendo una gran diversidad de productos y de cultivos diferentes y de gran calidad, que evolucionan de una manera creativa y con capacidad de innovar frente a otras cocinas del mundo.

La historia de la gastronomía española es un continuo intercambio de culturas con países de América Latina y una gran influencia de la gastronomía árabe, sobre todo en los deliciosos postres que elaboramos.

De este intercambio de culturas hemos llegado a elaborar platos tan típicos de España como: el bacalao al pilpil o a la vizcaína, los churros, el cocido madrileño, el cordero asado, la fabada asturiana, el gazpacho andaluz y manchego, la paella valenciana, el pan con tomate, el pulpo a la gallega y la indiscutible tortilla de patatas.

La tortilla de patatas es un plato típico del territorio español, aunque tiene su origen en un pueblo de Extremadura, se extendió rápidamente por toda España y es señal de identidad de este país, por eso también se conoce como tortilla española.

El embutido y los embuchados son otra de las claves de nuestra gastronomía en la que destaca el jamón, salchichón, el fuet, el salami, el chorizo, el lomo en caña, las salchichas, la butifarra, las morcillas, etc.

En esta gastronomía también debemos destacar los vinos españoles que están triunfando en el mundo y que cada vez son más numerosos. De ahí que dos de nuestros vinos españoles, el Can Blau y el Rioja Romero & Miller, están entre los 50 mejores del mundo.

Debemos dar las gracias a grandes personajes del mundo de la gastronomía como Ferran Adrià, Juan María Arzak, Santiago Santamaría, Martín Berasategui, Carme Ruscalleda o Pedro Subijana, por haber demostrado en todo el mundo la gran calidad y variedad que ofrece la gastronomía española.