Viaje gastronómico a Castilla La ManchaLa Comunidad de Castilla La Mancha cuenta con un legado gastronómico que merece la pena reseñar. Y de ello,ya dio buena cuenta nuestro hidalgo caballero Don Quijote de la Mancha que, en la narración de su periplo, da cuenta de su dieta habitual, mencionando los manjares y recetas tradicionales de esta tierra. Este reflejo en la obra de Cervantes no es más que una relativa muestra de todos los tesoros culinarios de esta tierra.

Esta comunidad situada en el centro de la península nutre a buena parte de España de productos de una calidad que raya la excelencia. Así da buena cuenta el largo listado de productos con Denominación de origen con los que cuenta Castilla La Mancha: las berenjenas de Almagro, sus espárragos trigueros, la miel de Alcarria, su inconfundible y delicioso queso manchego… Y, cómo no, uno de sus productos más admirados: el azafrán de la Mancha. Imprescindible no sólo para dar color natural a nuestros platos, sino para realzar el sabor de guisos, pescados, salsas, paellas... Estos hilillos naranjas dotan a estos platos de una complejidad gustativa impensable con colorantes artificiales.

Castilla La Mancha tiene lugares realmente emblemáticos como sus famosas casas colgantes en Cuenca o el casco antiguo de Toledo. Pero Castilla la Mancha cuenta con otros muchos rincones atractivos. Así que si te decides a perderte por alguno de ellos aprovecha para sublimar tu experiencia probando alguno de sus plato típicos.

Estas son las recetas que hay que probar!