¡Este cóctel destrona a todos los demás!

Olvida el Spritz, el Mojito y el Gin Tonic y deja paso a... ¡MOSCOW MULE!

Una delicada mezcla de vodka, Ginger Beer, zumo de lima y cubitos de hielo que llega directo de Estados Unidos. Una combinación realmente sencilla y refrescante.

"¡¿Ginger quéeee?!" - Ah, sí, lo sentimos ¡nos hemos olvidamos de explicarlo! La Ginger Beer (cerveza de jengibre) es una limonada ligeramente carbonatada, sin alcohol y fermentada con jengibre. Poco tiene que ver con la cerveza rubia que nos bebemos en el bar, así que no te dejes liar por el nombre :) Hoy en día, puedes encontrar Ginger beer fácilmente en los grandes supermercados y tiendas de comestibles.

En cuanto a la copa, si quieres ser purista, tendrás que usar un vaso de cobre. Esto es perfecto para mantener el cóctel fresco; Pero si no tienes uno, puedes utilizar un vaso de whisky o una copa de balón sin problema ¡seguirá estando igual de bueno!

En cuanto a la decoración, y para cambiar la clásica rodaja de limón, puedes poner un poco de ralladura de lima sobre la superficie de tu cóctel. No te olvides de lavar la cáscara antes de echarlo! :) Y si te gusta la hierbabuena, puedes añadirle unas cuantas hojitas.

Si el vodka no está entre tus bebidas preferidas puede sustituirlo por ginebra para hacer un London Mule o por un bourbon para un Kentucky Mule.

Te dejamos con nuestro vídeo explicativo justo aquí ↓ ↓

►P.D: Si quieres preparar un maxi Moscow Mule para que todos tus amigos puedan disfrutar a la hora del aperitivo, utiliza una ensaladera grande y multiplica la cantidad de los ingredientes ;-)