Recetas SIN Lactosa para IntolerantesLos anuncios de leches sin lactosa abundan últimamente. Y es que la intolerancia a esta sustancia es algo que afecta a cada vez más gente. Muchos son los que piensan que se deberían desterrar los lácteos de la alimentación. Pero son alimentos con muchas propiedades, por lo que lo mejor es conocer el problema y atajarlo desde el principio.

La lactosa es el azúcar que se encuentra presente en la leche. Esta sustancia puede producir reacciones a alérgicos, ya que se encuentra entre los intolerantes más comunes y conocidos. Todos contamos con la enzima lactasa en nuestro intestino, que es la que descompone este azúcar en sustancias más simples que absorbe el intestino. Pero cuando su actividad es muy baja, no se digiere, y lleva a los conocidos síntomas que producen estos alérgenos: flatulencia, dolor y diarrea. Hay quienes optan por evitar cualquier lácteo.

No obstante, deben saber que hay alérgicos en diferentes niveles, y que no todo el mundo tiene reacciones fuertes o molestas. El queso y los yogures tienen poca lactosa, por lo que no suelen ser alimentos que causen molestias.

Hay estudios que recomiendan volver a introducir esta lactosa en las dietas. Poco a poco y aumentando las cantidades durante un año, para conseguir que el cuerpo se adapte. De hecho, es algo tan común que el 70% de las personas reaccionan ante estos alérgenos. Por eso se ha creado todo un nicho de mercado en los productos libres de lactosa para los alérgicos.

Otro dato que hay que tener en cuenta, es que hay muchos alimentos que en principio no son lácteos sin más, que sí llevan la lactosa. En las etiquetas de los alimentos se han establecido normas para que pongan la cantidad de lactosa que llevan, si su contenido es nulo, bajo o alto, de forma que cada persona pueda calibrar si deben tomarlos o no.

Nosotros os lo ponemos un poquito más fácil con esta selección de recetas SIN Lactosa! :)

¡Manos a la obra!